Leña al funcionario, que es de goma

  En el Boletín Oficial del Estado del sábado 14 de julio 2012 se publicó el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, norma que recoge una pluralidad de disposiciones dirigidas a reducir el déficit público, según se dice en su exposición de motivos.

         De entre estas medidas, las que afectan de forma profesional y directa a los militares son las siguientes:

1.- Supresión de la paga extraordinaria del mes de diciembre en el año 2012.

         El artículo 2 del Real Decreto-ley reduce a todos los funcionarios públicos las retribuciones para el presente año en la cuantía correspondiente a la paga extraordinaria de diciembre y a la paga adicional del complemento específico de dicho mes.

         Pese a que se había especulado en la prensa con que esa paga extraordinaria se «recuperaría» por los funcionarios en 2015 mediante ingreso de tal cuantía en el plan de pensiones de la Administración General del Estado, lo cierto es que la norma únicamente prevé que esa aportación «podrá» realizarse «en ejercicios futuros» siempre que se prevea el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria establecidos en la Ley Orgánica 2/2012, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Como se ve, la inseguridad es absoluta: se deja la posibilidad de recuperar esas retribuciones (siempre en forma de ingreso en el plan de pensiones y no en liquidez), en una fecha futura —por determinar— y siempre que el Estado cumpla sus objetivos de déficit.

2.- Reducción de días de vacaciones y permisos.

         El artículo 8 modifica el artículo 48 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público, reduciendo el permiso por asuntos particulares a tres días anuales y suprimiéndose los días adicionales por antigüedad.

         Se modifica también el artículo 50 de la misma Ley, suprimiéndose, al igual que en el permiso por asuntos particulares, los días de vacaciones adicionales por antigüedad. Así, las vacaciones anuales retribuidas serán de veintidós días hábiles para todos los afectados.

         La nueva regulación no afecta a las vacaciones y permisos del año en curso (Disposición transitoria primera).

3.- Nueva regulación de la insuficiencia temporal de condiciones psicofísicas para el servicio.

                Hasta el momento, los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil que sufrían baja para el servicio por enfermedad o lesión conservaban íntegras sus retribuciones, lo que va a cambiar a partir de este momento.

                Así, se establece en la Disposición adicional sexta que los miembros del Cuerpo que padezcan insuficiencia temporal de condiciones psicofísicas para el servicio verán reducidas sus retribuciones en las siguientes cuantías:

Del 1er al 3er   día de la insuficiencia:

50%

Desde el 4º día al 20º   día:

25%

A partir del 21er   día:

0%

                 A estos efectos, todas las referencias a días se entienden realizadas a días naturales.

                No obstante, cuando la baja se produzca en «acto de servicio o como consecuencia de una hospitalización o intervención quirúrgica», dispone la norma que «la retribución a percibir podrá ser complementada» hasta alcanzar el 100% de las retribuciones que se estuvieran percibiendo en el mes anterior al inicio de la insuficiencia.

                Esta medida se aplicará a los funcionarios que entren en situación de incapacidad temporal a partir de la entrada en vigor del Real decreto-ley, no siendo de aplicación a los que en ese momento ya se encontraran en dicha situación (Disposición transitoria primera).

                El Real decreto-ley entró en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE, esto es, el 15 de julio de 2012.

Category: Vacaciones  Tags: ,
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.